SERRANO ABELLA. LA VOZ DESNUDA
  • SERRANO ABELLA. LA VOZ DESNUDA
  • SERRANO ABELLA. LA VOZ DESNUDA
  • SERRANO ABELLA. LA VOZ DESNUDA

SERRANO ABELLA. LA VOZ DESNUDA

Precio :
$420.00
SKU : 9789974499041
Brand : FIN DE SIGLO
Cantidad:
Detalles
Sobre el libro 
Autor

DANIEL EROSA

Hay quien dice que es áspero y rígido, como un puño protestando. Otros, que es sensible, íntegro y corajudo. Que es cálido, humano y un tanto chúcaro… Pero todos concuerdan en que desde hace casi cincuenta años es la voz más potente, escuchada y respetada del campo. La manera más sencilla de acercarse al Serrano Abella debe ser escucharlo y dejarse llevar por la seducción de su estilo de comunicación y sus recuerdos. La otra es la que eligió Daniel Erosa: comenzar Hay quien dice que es áspero y rígido, como un puño protestando. Otros, que es sensible, íntegro y corajudo. Que es cálido, humano y un tanto chúcaro… Pero todos concuerdan en que desde hace casi cincuenta años es la voz más potente, escuchada y respetada del campo. La manera más sencilla de acercarse al Serrano Abella debe ser escucharlo y dejarse llevar por la seducción de su estilo de comunicación y sus recuerdos. La otra es la que eligió Daniel Erosa: comenzar una larga cabalgata de casi una década juntando recuerdos de otros, recogiendo leyendas y culturas del Olimar —el río oriental más inspirador—, recorriendo esos pagos, sierras y llanuras en los que el Serrano ha dejado huella y sí, también escuchando su voz desnuda de mentiras y de trampas dialécticas. El primer tramo, al paso, sucede en la geografía olimareña y recorre la estirpe de los Laucha Prieto, Ruben Lena, Víctor Lima, Braulio López, Pepe Guerra y tantos más que formaron lo que Erosa llama el humus en el que germinó el talento del Serrano. Luego, al trote y, por momentos, al galope, explora los avatares del comunicador, el blanco radical, el amigo de izquierdistas, el wilsonista díscolo, el que hacía siempre algo más de lo que se podía contra la dictadura. Finalmente, como desensillando a la sombra en algún remanso, el autor nos deja pasear por las mil anécdotas que recogió el Serrano durante décadas de contacto con la gente que lo escucha, y por su admiración por el matrero, el orejano Martín Aquino.